El Secuestro de los Dioses

 

stargate27

 

Por Lynn Picknett y Clive Prince 6 Junio 1999 de la Edición 17 de Truth Campaign Traducción de Editorial-Streicher4 Octubre 2014 del Sitio Web Editorial-Streicher Versión original en ingles

Ésta (Hijacking the Gods) es al parecer la conferencia previa, dentro de una serie, a la que presentamos en castellano este 5 de Agosto bajo el título de Portal de Acceso a los Dioses.

Fue dada el 6 de Junio de 1999 también en el hotel Templar Lodge, en Gullane, Escocia, y publicada en la edición Nº 17 de la desaparecida revista Truth Campaign.

Aquí sus autores nuevamente atacan las falencias conceptuales de ciertos autores de la “nueva egiptología” que parecen particularmente interesados en determinar ciertas precisas fechas y eventos dentro de la cronología del antiguo Egipto.

Repasan también los fabricados intentos de algunos de relacionar a Egipto y Marte en base a unas pésimas imágenes de sondas espaciales, cuyas posteriores entregas, con mayor definición, han demostrado que no hay ni pirámides ni un supuesto rostro en dicho planeta.

Más aún, aventuran que todo ello puede bien ser parte de un programa de intoxicación informativa y cognoscitiva que terminaría ayudando a un proyecto de aceptación de un “encuentro” con supuestas entidades extraterrestres, todo, por supuesto, absolutamente artificial y escenificado.

Este artículo también ha sido tomado del sitio Biblioteca Pléyades, de una página relativa a Picknett y Prince.

 

stargate27_01_small

El Secuestro de los Dioses Acerca de Hoagland, Cayce, Egipto, Marte y The Stargate Conspiracy

Fue un muy sorprendente conjunto de circunstancias lo que nos llevó a escribir nuestro nuevo libro, The Stargate Conspiracy.

Nosotros no nos dispusimos a escribir tal libro sino que más bien intentamos seguir ciertas líneas de investigación, como continuación de nuestro último libro, La Revelación de los Templarios, en el cual concluimos que el cristianismo era una ramificación de la religión de misterio egipcia de Isis y Osiris.

Sólo situamos la historia en el Egipto del primer siglo. Nuestra intención era ampliar la investigación más atrás en la historia de Egipto y en las raíces de su religión.

Nuestra investigación nos llevó de nuevo a la religión más antigua conocida del Egipto antiguo, la de Heliópolis, cuyas creencias y cosmología, que están resumidas en los Textos de las Pirámides, inspiró a los constructores de la Gran Pirámide de Giza. Inevitablemente, fuimos llevados a considerar los misterios planteados por los grandes monumentos de la época de las Pirámides.

Y, por supuesto, no podíamos ignorar la reciente avalancha de atrayentes libros que tratan de ello, y que ofrecen soluciones a aquellos misterios, y que componen lo que ha sido llamado como “Egiptología Alternativa”.

A lo largo de los años ’90, muchos libros, desafiando la arrogancia y complacencia de la egiptología académica, y abriendo nuestros ojos a las maravillas de aquella antigua cultura, han alcanzado una gran audiencia a nivel mundial.

En este campo, dos nombres se destacan por encima del resto: Graham Hancock y Robert Bauval, autores – conjuntamente y por separado – de libros tales como “The Orion Mystery”, “Fingerprints of the Gods“, “Keeper of Genesis” y, más recientemente, “The Mars Mystery”.

Fue el mirar estas nuevas teorías e ideas lo que condujo nuestra investigación en una dirección muy inesperada, y que condujo en último término a The Stargate Conspiracy.

Tenemos que plantear un punto muy importante en el comienzo.

Gran parte de lo que estamos a punto de decir es crítico de algunas de estas nuevas ideas, y usted puede incluso comenzar a sospechar que somos, de algún modo, escépticos. Esto no es tan así. Creemos que hay misterios genuinos en cuanto al antiguo Egipto: cómo (y por qué) ellos construyeron las pirámides, de dónde vino su civilización, y cómo ellos conocieron muchas de las cosas que conocían.

No somos admiradores de la obstinada arrogancia de la egiptología académica, y tenemos una enorme reverencia por el Egipto antiguo, su cultura y su religión, y los logros de su gente.

Es precisamente porque tenemos tal reverencia que percibimos tan fuertemente la manera en que los muy reales misterios de Egipto han sido, efectivamente, secuestrados a fin de servir a otras agendas. Donde hay un misterio, existe un potencial para la explotación, que ofrece soluciones aparentes que apoyan sistemas particulares de creencias.

Este potencial es aún más fuerte cuando el misterio involucra algo tan evocador como el Egipto antiguo, cuyas obras, como las pirámides y la Esfinge, hablan tan poderosamente a nuestra imaginación.

La Egiptología Alternativa trata de explicar el enigma del avanzado conocimiento técnico de los egipcios antiguos – como se muestra más obviamente en la construcción de la Gran Pirámide – mediante una o dos teorías (o a veces una combinación de las dos).

La primera es que los antiguos egipcios eran simplemente vástagos, o herederos, de una civilización mucho más antigua y avanzada – como la Atlántida – que ha sido borrada de la Historia por alguna catástrofe global.

La segunda es que los grandes monumentos del mundo antiguo fueron construidos por, o las capacidades para construirlos les fueron enseñadas por, visitantes de otro mundo.

Uno de los libros más influyentes en este campo es The Sirius Mystery, de Robert Temple, que fue publicado primeramente en 1976 y luego en una edición extensamente actualizada en 1998.

Como muchos de ustedes sabrán, allí se apunta al extraordinario conocimiento de una tribu africana del Oeste, los Dogones de Mali.

La religión dogón se centra en la estrella Sirio. No hay nada extraño sobre esto porque, dado que Sirio es la estrella más brillante en el cielo, muchas culturas la han incorporado en sus creencias y mitología. Sin embargo, lo que intrigó a Temple – y a muchos otros – fue que los antropólogos franceses que estudiaron la religión dogón relataron que los Dogones también creían que sirio tiene un compañero, una estrella muy pequeña y muy pesada que es invisible al ojo desnudo.

Ahora sabemos que esto es verdadero. Sirio es un sistema estelar binario, con una segunda estrella enana blanca – muy pequeña, muy pesada – en órbita alrededor de la estrella principal. Sirio B, como es llamada, sólo fue descubierta en 1844, y no fue fotografiada sino hasta los años ’70.

¿Cómo, entonces, pudieron los dogones haber sabido acerca de ello?

 

stargate27_02_small

Estrella sirio y Sirio B

La teoría de Temple es que el conocimiento de Sirio B se originó tras un contacto real con extraterrestres de un planeta del sistema de sirio.

Él sostiene que este contacto ocurrió no en África del Oeste sino en Oriente Medio, entre las antiguas civilizaciones de Egipto y Sumer, y que los extraterrestres fueron responsables del desarrollo de aquellas civilizaciones, y por lo tanto, en última instancia, de la nuestra.

El conocimiento de aquel contacto, y de Sirio B, fue incorporado en la mitología egipcia y sumeria, y el secreto fue transmitido a los griegos, y luego a varias otras culturas, alcanzando finalmente a los dogones.

A causa de su enfoque aparentemente académico y erudito, el libro de Temple recibió un nivel de aclamación y aceptación crítica que lo pone aparte de otras teorías de “astronautas antiguos“, como las de Erich von Daniken…

El anómalo conocimiento de los dogones – no sólo acerca de Sirio sino de muchas otras cosas – representa realmente un misterio genuino. Sin embargo, Temple quiso vincular esto con el Egipto antiguo, y aquí, a nuestro parecer, su caso ya no es tan persuasivo, por cuanto partes importantes de su argumento están basadas en errores de hecho, y son a menudo artificiales.

Por ejemplo, uno de los puntos claves en su caso implica la interpretación de mitos relacionados con Anubis, el dios de los muertos, que tenía cabeza de chacal. La justificación de Temple para esto es que Sirio es conocido como la “Estrella del Perro”, y así, por medio de un proceso de ideas, vamos desde el perro al chacal y luego a Anubis.

Por lo tanto, cuando los egipcios antiguos hablaban acerca de Anubis ellos realmente estaban hablando de Sirio, o mejor dicho de Sirio B.

Pero hay un importante problema con esto: los egipcios antiguos no asociaron a sirio con Anubis.

Para ellos, Sirio era la estrella de la diosa Isis, y a veces, por extensión, de su hijo Horus. Fueron los griegos los que llamaron a Sirio la Estrella del Perro, porque estaba en la constelación que ellos llamaban el Gran Perro (Canis Major).

Los egipcios nunca establecieron una conexión entre Sirio y Anubis o con los perros. Por lo tanto, el uso que hace Temple de leyendas relacionadas con Anubis está basado en una premisa completamente falsa.

Otra cadena de asociaciones seguidas por Temple está relacionada con la literatura Hermética – los textos mágicos y filosóficos atribuidos al legendario sabio Hermes Trismegisto – que él cree que incorpora referencias al “secreto de Sirio”. Su justificación para hacer esto es que, dice él, los griegos equiparaban a su dios Hermes con Anubis.

Increíblemente, Temple (hasta donde estamos conscientes) ha seguido sin ser cuestionado acerca de este punto durante más de veinte años, siendo que está simplemente equivocado. Hermes era el equivalente del Thotegipcio, no de Anubis. Nuevamente, Temple ha basado una línea de razonamiento entera en un error. Pero su influencia es tal, que muchas personas simplemente han aceptado sus ideas.

Hay muchos ejemplos similares en el libro de Temple que a nuestro juicio debilitan seriamente su intento de rastrear el “secreto de Sirio” – y por lo tanto la visita de seres de Sirio – hasta el Egipto antiguo. Temple comete otro error en The Sirius Mystery, que es un pequeño resbalón en sí mismo, y de ningún significado particular para su argumento, pero que tiene – como veremos – algunas ramificaciones muy importantes en otro contexto.

Temple da como uno de los nombres egipcios antiguos para la Esfinge de Giza las palabras “arq ur”.

Muchos otros, usando a Temple como su autoridad, han repetido esto desde entonces como un hecho. Lamentablemente, “arq ur” no significa “Esfinge”. Significa “plata”. El error surgió porque Temple leyó mal la entrada para “arq ur” en el clásico diccionario de 1920 de Sir E.A. Wallis Budge de jeroglíficos egipcios.

Perfilando la entrada para “arq ur”, dos palabras inglesas aparecen después de los jeroglíficos.

Una es “plata”, la definición correcta. La otra dice “Sphinx, 2, 8”. Esta última no es una definición sino una referencia a la fuente de Budge, un diario egiptológico francés llamado Sphinx.

El “2” se refiere al volumen, y “8” al número de página. En la página 8 del volumen 2 están los jeroglíficos para “plata” que Budge usó en su diccionario.

Este error no tiene ningún significado particular para el argumento total de Temple, ya que él lo menciona sólo al pasar, pero sale a colación en algunos lugares muy sorprendentes.

La edición revisada de The Sirius Mystery, publicada el año pasado [1998], contiene algún significativo material nuevo. En la edición original de 1976, Temple sólo argumentó el caso para el contacto extraterrestre en el pasado antiguo. En la nueva edición él ha ampliado su argumento hasta plantear el retorno inminente de estos “dioses espaciales”.

Él ahora cree que ellos no regresaron al sistema Sirio sino que se pusieron a sí mismos en estado de animación suspendida en alguna parte en nuestro Sistema Solar, de modo que un día ellos despertarán y volverán a ver cómo se ha desarrollado la civilización que ellos crearon.

Temple sugiere que el retorno de ellos es inminente ahora.

También en la nueva edición Temple afirma que su libro The Sirius Mystery atrajo el interés inoportuno tanto de la CIA como de los servicios de Inteligencia británicos. De hecho, él dice que la CIA trató de interferir con su investigación mientras él estaba escribiendo el libro, y que después de que salió publicado ellos lo acosaron durante los próximos 15 años.

La implicación es que la CIA quería dificultar la investigación de Temple para The Sirius Mystery, lo que a su vez implica que ellos querían que dejara de escribir el libro, lo que implica que, por alguna razón, ellos no querían que nosotros lo leyéramos.

No cabe duda de que Temple es sincero, ya que él no puede ser de ningún modo llamado un paranoico con un temor de persecución por parte de la CIA. Él cuenta la historia de su acoso con alguna indignación, puesto que él es un partidario leal y defensor de aquella agencia.

Por ejemplo, en un libro de 1989 sobre los “usos y abusos” de la hipnosis, él defiende los excesos de la CIA en la conocida investigación de ésta acerca del control de la mente de los años ’50 y ’60, como queda ejemplificada muy infamemente en su proyecto MK-ULTRA.

De hecho, Temple proclama orgullosamente que él rechazó incluso leer libros que denunciaban esos experimentos.

Sin embargo, si la CIA realmente quiso impedir que The Sirius Mystery fuera publicado, esto es difícilmente una buena publicidad para su eficacia. Del mismo modo, la implicación de que la CIA lo persiguió durante los siguientes 15 años porque él había escrito el libro no tiene mucho sentido.

¿Cuál era el punto, si el libro ya estaba publicado? No sólo eso, sino que ellos tampoco pudieron evitar la publicación de una nueva y actualizada versión, que incluye la historia del interés de ellos por el libro.

En efecto, el conocimiento del interés de ellos, y su aparente oposición a The Sirius Mystery, sólo aumentan su atractivo. Esto estimula activamente el interés en el libro, a causa de que, si la CIA no quiere que nosotros lo leamos, debe haber algo digno de ser leído. Sospechamos que ésta era la verdadera intención de la CIA, en un ejemplo clásico de psicología inversa. Los ejemplos mencionados de errores en el libro de Temple demuestran la necesidad de una cuidadosa comprobación de tales afirmaciones. Cómo investigadores, eso es algo que siempre tratamos de hacer. Y fue algo que nosotros hicimos cuando examinamos el trabajo de los dos nombres principales en la Egiptología Alternativa, Robert Bauval y Graham Hancock.

Como la mayor parte de ustedes sabrá, la obra de Hancock y de Bauval se centra en la importancia del año 10.500 a.C. Alrededor de ese tiempo, argumentan ellos, tuvo lugar un cataclismo que destruyó una civilización avanzada y global. Algo de su conocimiento sobrevivió y formó la base de la civilización egipcia antigua.

Ellos también sostienen que los sobrevivientes nos dejaron mensajes codificados en monumentos tales como las pirámides y la Esfinge de Giza. Aparentemente, esto parece una idea excitante e incluso razonable. Pero examinemos la evidencia de ellos más de cerca.

En The Orion Mystery (1993), Robert Bauval sostiene que las tres pirámides de Giza fueron construidas para reflejar las tres estrellas del Cinturón de Orión. Esto, en sí mismo, está bien, parece funcionar.

Pero Bauval usa su “Teoría de Correlación Giza-Orión” para vincular los monumentos a un período mucho más antiguo. Su argumento es el siguiente: Las tres pirámides forman un ángulo de 45 grados hacia el meridiano Norte-Sur. Para hacer la correlación perfecta, cuando las estrellas cruzan el meridiano celeste ellas deberían formar el mismo ángulo.

Sin embargo, cuando la Gran Pirámide fue construida – aproximadamente en 2500 a.C. – ellas no lo hacían.

A causa de la precesión de los equinoccios, la posición de las estrellas cambia con el tiempo. Bauval razonó que si él pudiera encontrar un período en el cual las estrellas formaran el mismo ángulo que las pirámides, esto señalaría un tiempo significativo, un tiempo hacia el cual los constructores de la pirámide estaban tratando de llamar nuestra atención.

Cuando él usó simulaciones de computador para rebobinar el ciclo precesional, encontró que el Cinturón de Orión había estado en la “posición de Giza” en 10.500 a.C.Sin embargo, cuando decidimos volver a comprobar esto, las cosas dieron un giro bastante sorprendente. Descubrimos que el geómetra Robin J. Cook, quien produjo realmente los diagramas para The Orion Mystery, aunque concordando con la mayor parte de la teoría de Bauval, discrepó fuertemente con esta parte de las conclusiones de Bauval. Decidimos comprobar por nosotros mismos para averiguar quién tenía razón.

Encontramos que las estrellas de dicho Cinturón no estaban en la “posición de Giza” en 10.500 a.C.

Para encontrar las estrellas en esa posición – según el mismo programa computacional usado por Bauval – tenemos que remontarnos a aproximadamente 12.000 a.C. como la fecha más temprana.

Parece que Bauval simplemente había cometido un error y había calculado mal un par de miles de años. Sin embargo, volveremos a esto… Probablemente el acontecimiento más famoso acerca del antiguo Egipto en los pasados diez años ha sido la re-datación de la Esfinge por medio de la erosión de la piedra caliza en la cual ha sido esculpida.

Según la Egiptología convencional, la Esfinge fue esculpida en la meseta de Giza en algún momento alrededor de 2500 a.C. Sin embargo, muchos sostienen – principalmente el destacado egiptólogo alternativo John Anthony West – que es, en realidad, mucho más antigua.

West creía que la erosión de la Esfinge no fue causada por la acción de la arena arrastrada por el viento sino por el agua.

Él creía que esto era debido a una gran inundación – la que sumergió a la Atlántida – y sostuvo que si esto pudiera ser probado científicamente, sería un paso importante no sólo para establecer la verdadera edad de la civilización egipcia sino también la existencia de la Atlántida. Finalmente, él tuvo éxito en conseguir que el geólogo estadounidense Robert Schoch echara un vistazo.

Schoch concluyó que la erosión era debida al agua, a siglos de exposición al agua de lluvia.

Pero, como él señaló, si éste era el caso, la Esfinge debe haber estado allí durante el último período de precipitaciones sustanciales en Egipto, que ocurrió aproximadamente entre 7.000 y 5.000 a.C. Esto significa que la Esfinge debe ser al menos 2.500 años más antigua, y quizás hasta 5.000, que lo que los egiptólogos admitirán.

John Anthony West afirma que el trabajo de Schoch justifica sus ideas. Sin embargo, hay que señalar que West creía que una inundación era responsable de la erosión, y que, al encontrar que había sido realmente debido a la exposición prolongada al agua de lluvia, Schoch ha demostrado que West estaba tan equivocado como este mismo considera a los egiptólogos académicos.

Schoch concluyó que la Esfinge pudo haber sido construida ya en 7000 a.C. Sin embargo, tanto West como Graham Hancock han usado el trabajo de aquél en apoyo de una fecha mucho más temprana: 10.500 a.C. Ellos han sido tan exitosos en esto que muchas personas ahora consideran esto como algo prácticamente demostrado.

West y Hancock sostienen que el período húmedo señalado por Schoch no había sido lo suficientemente largo como para causar la erosión que vemos en la Esfinge. En vez de eso, ellos apuntan a un período húmedo que, dicen ellos, tuvo lugar en el undécimo milenio a.C., es decir, alrededor 10.500 a.C.

Graham Hancock escribe en Fingerprints of the Gods que en esa época “llovió y llovió y llovió”.

Imagine nuestra sorpresa cuando comprobamos las fuentes acerca del clima del Egipto antiguo y prehistórico – incluso la fuente citada por Hancock mismo – y encontramos que no había ningún período húmedo en el undécimo milenio a.C.

Al igual que Robert Bauval, Hancock y West parecen haber cometido un error simple, pero uno que también tiene como resultado la fecha de 10.500 a.C.

En el reciente libro de Hancock, Heaven’s Mirror, co-escrito con su esposa Santha Faiia, y en la respectiva serie de televisión de Canal 4, él ha ampliado su argumento en favor de aquella fecha a otros monumentos antiguos alrededor del mundo, por ejemplo, el complejo de templos hindúes en Angkor en Camboya (aunque éstos realmente no califican como antiguos, puesto que el más temprano fue construido en el siglo XI d.C.).

Hancock sostiene que estos templos fueron edificados para representar la constelación de Draco, en la posición en que se encontraba en 10.500 a.C. Sin embargo, cuando examinamos esto encontramos que realmente no hay ninguna correlación entre los templos y las estrellas.

Éstos son templos que no corresponden a ninguna de las estrellas de Draco, estrellas para las cuales no hay ningún templo correspondiente, y, en cualquier caso, el patrón formado por los templos, según la reconstrucción de Hancock, tiene muy poco parecido con Draco.

Parece que Hancock, Bauval y West, por alguna razón, están propensos a asegurarse de que su investigación señale el año 10.500 a.C., encajen o no realmente los datos.

¿Pero por qué 10.500 a.C.?

Quizás esto está relacionado con las profecías del psíquico estadounidense Edgar Cayce, por el cual Hancock y Bauval parecen tener mucho respeto.

Edgar Cayce, conocido como el “Profeta Durmiente”, quien murió en 1945, se cree ampliamente que es un hombre de Kentucky simple y sin educación que entraba en un estado de trance y hacía declaraciones sobre el pasado antiguo y daba predicciones para el futuro.

Según Cayce, la Gran Pirámide y la Esfinge fueron construidas por sobrevivientes de la Atlántida… en 10.500 a.C.

Él dijo que los atlantes habían construido una subterránea “Sala de Archivos” que contiene la sabiduría recolectada de su raza y que, dijo él, sería descubierta en 1998. Esto de alguna manera daría origen a una Nueva Era, y a la aparición de una nueva raza.

Nosotros pasamos mucho tiempo mirando las predicciones de Cayce, y encontramos que, a pesar de que sus seguidores afirman que él era “cerca del cien por ciento exacto”, usted tendría que trabajar duro para encontrar incluso una de sus profecías que se haya cumplido.

Por ejemplo, recientemente alguien nos dijo que Cayce era un profeta brillante porque, a principios de los años ’40, él predijo que China se haría comunista hacia 1968. Por supuesto, de ser verdadero, eso sería impresionante. Lamentablemente, lo que Cayce realmente dijo era que China se haría cristiana hacia 1968.

Pero aún así Cayce es muy interesante. Lejos de ser un virtual simplón, él fue una persona que había leído muchísimo, y cuando joven trabajó en varias librerías. A él también se le confió la fundación de nuevas logias para sus compañeros masones. Pero más significativo que esto fueron sus contactos.

Nosotros descubrimos que, justo después de la Primera Guerra Mundial, Cayce fue llamado para aconsejar al Presidente Woodrow Wilson. La persona que arregló esto era un amigo cercano de Cayce, el coronel Edmond Starling, que era el jefe del Servicio Secreto estadounidense. Cayce era mejor conocido por las curas que él prescribía mientras estaba en trance, que eran a menudo de verdad impresionantes. Esto es lo que enganchó a sus admiradores, que cometieron el error fatal de suponer que todas sus capacidades psíquicas eran igualmente buenas. Sin embargo, como hemos visto, resulta que esto no es así.

Pero la gente entonces no sabía que sus predicciones fallarían, y él fue agasajado por importantes industriales, políticos principales – incluyendo al menos un Presidente – comandantes superiores del Ejército y miembros de los servicios de Inteligencia.

Cayce, como hemos visto, predijo el descubrimiento de la Sala de Archivos en Giza. Es interesante que haya habido muchas tentativas de encontrar la Sala de Archivos allí en los últimos 25 años. Tiene que ser señalado que los egipcios antiguos mismos nunca mencionaron tal cosa en el contexto de Giza, ni tampoco hay ninguna prueba arqueológica para ello.

El concepto de Sala de Archivos proviene completamente de Edgar Cayce. Como esperaríamos, el impulsor primario en la búsqueda de la Sala de Archivos ha sido la Association for Research and Enlightenment (ARE), que fue formada por Cayce en los años ’30 y que sigue promoviendo su trabajo.

Otro actor clave en la meseta de Giza (a veces trabajando en colaboración con la SON) ha sido un equipo de una organización muy interesante llamada SRI International (Stanford Research Institute).

Éste es uno de los institutos privados de investigación científica más grandes del mundo, y tiene una reputación – que descubrimos que es justificada – por trabajar estrechamente con los militares y la comunidad de Inteligencia estadounidenses. Alrededor del 75% de los ingresos del SRI proviene de contratos con el Pentágono y otras agencias del gobierno estadounidense, incluyendo la CIA.

El SRI hizo muchas expediciones a Egipto durante los años ’70, llevando para ello equipo de tecnología avanzada diseñado para localizar espacios ocultos. El equipo fue conducido por el físico doctor Lambert Dolphin Jr.

Pero es interesante que ellos renunciaran a buscar en Giza en 1979, aparentemente sin haber encontrado nada. Sin embargo, desde entonces la mística de la Sala de Archivos ha continuado siendo construida, de modo que haya una expectativa de revelaciones provenientes de Egipto en el futuro próximo.

Ahora que 1998 – cuando Cayce dijo que la Sala de Archivos sería encontrada – ya ha pasado, están comenzando a circular rumores de que ella fue encontrada en la forma de la llamada Tumba de Osiris. Ésta es una cámara en el fondo de una columna aproximadamente a 36 metros bajo la meseta de Giza no lejos de la Esfinge, que fue excavada de nuevo el año pasado.

No tiene archivos de ninguna especie en ella, y todavía se están haciendo intentos para hacer pasar esto como si de alguna manera confirmara la profecía de Cayce. En cualquier caso, fue primero excavada en los años ’30.

El caso es que, si cualquiera de esta gente encuentra algo que pudiera ser una Sala de Archivos, eso será tomado como la prueba de que Cayce tenía razón, no sólo sobre su versión de la Historia antigua, sino también en sus predicciones de la transformación global inminente. Pero usted puede estar seguro de que, si el año 2000 viene y se va sin ninguna Sala de Archivos, la misma gente seguirá explotando el deseo cada vez más ferviente para que ella sea encontrada.

No se equivoque: Egipto mismo es un símbolo muy potente. Esto no se les ha escapado a aquellos que tratan con la explotación de sistemas de creencias, como las agencias de Inteligencia.

Otro tema emotivo es la cuestión entera de la vida en otros planetas, y recientemente hemos visto un esfuerzo concertado para conectar el Egipto antiguo con una supuesta civilización perdida en Marte, como por ejemplo en el libro de 1998 de Hancock y Bauval llamado The Mars Mystery.

Todo el mundo ya estará familiarizado con la llamado Rostro de Marte y con las Pirámides de Marte, peculiaridades de un área marciana conocida como Cydonia que algunos argumentan que sólo puede ser artificial. Ellas fueron descubiertas en fotografías tomadas por la misión Viking en 1976. Su exponente más entusiasta es el escritor de ciencia Richard C. Hoagland.

Desde principios de los años ’80, Hoagland ha dirigido un grupo bien financiado que es llamado actualmente Enterprise Mission.
Región de Cydonia en Marte

stargate27_03_small

(“Rostro” a la derecha)

Aunque haya otros investigadores más cautelosos en este campo cuyo trabajo merece una consideración seria, el objetivo primario de Hoagland y su equipo no es simplemente promover la idea de estructuras artificiales en Marte, sino extrapolar a partir de su existencia un mensaje para la Tierra hoy, y para nuestro futuro inmediato.

Ellos también tratan de vincular los supuestos monumentos de Cydonia al Egipto antiguo.

El propio mensaje de Hoagland es que los monumentos marcianos fueron construidos por una civilización extraterrestre que llegó desde fuera de nuestro Sistema Solar, que también visitó el Egipto antiguo e influyó en el desarrollo de aquella civilización, los cuales están a punto de volver.

Lamentablemente para Hoagland, el supuesto Rostro fue fotografiado de nuevo por el Mars Global Surveyor el año pasado [1998], y mostró ser nada más que un afloramiento rocoso carente de rasgos. Descartando las nuevas imágenes como “tonterías”, Hoagland es contumaz y sigue sosteniendo que hay una vinculación entre Egipto y Marte.

Y en esto Hancock y Bauval están de acuerdo.

Para ellos también hay un vínculo entre Marte y Egipto. Aquellos autores usan muchos de los mismos argumentos que Hoagland para tratar de demostrar el nexo. (Robert Temple, en la nueva edición de The Sirius Mystery, también ha respaldado el Rostro de Marte, creyendo que éste está relacionado con seres de Sirio).

Nosotros mismos pensamos que la historia de Marte de ninguna manera está claramente definida.

Por ejemplo, las Pirámides de Cydonia parecen realmente extrañas para ser formaciones naturales. Con los datos actualmente disponibles, sería arrogante descartar el caso de que pudieran ser artificiales. Sin embargo, discrepamos realmente cuando se llegan a extrapolar mensajes a partir de estas peculiaridades y se intenta vincularlas con el Egipto antiguo. En este caso encontramos que los argumentos propuestos simplemente no se sostienen.

Esencialmente el argumento es éste, y no es mucho: hay pirámides en Marte y hay pirámides en Egipto. Pero, por supuesto, hay pirámides en muchos lugares en la Tierra, y las pirámides marcianas son diferentes en forma: la más prominente, por ejemplo, es de cinco caras y cinco veces el tamaño de las de Egipto.

Hoagland, Hancock y Bauval también sostienen que Giza y Marte no sólo tienen pirámides en común, sino que ambos sitios también tienen ¡una Esfinge! Esto depende de si a usted le parece que el Rostro de Marte es una Esfinge. Bien, ambos tienen caras…

Entonces ellos echan mano a la lingüística, o mejor dicho, como hemos descubierto, a la pseudo-lingüística.

Por ejemplo, Hoagland, Hancock y Bauval mencionan mucho uno de los antiguos nombres egipcios de la Esfinge, Horakhti, que significa “Horus del Horizonte”.

Ellos afirman que hay dos palabras egipcias antiguas, una significando “Horus” y la otra significando “rostro”, que suenan exactamente parecidas: “heru”. Entonces Horakhti, dicen ellos, puede ser traducido como “Rostro del Horizonte”.¿Podría esto ser una descripción del Rostro de Marte, que estaría en el horizonte cuando se ve desde alguna otra parte del paisaje? Bueno, no.

Para empezar, lo que ninguno de estos autores nos dice es que “heru” es una forma plural de la palabra para “rostro”, de manera que esto realmente significa “rostros”. Además, los jeroglíficos para las dos palabras son completamente diferentes. En cualquier caso, puesto que los jeroglíficos no incluyen vocales, las que por lo tanto tienen que ser en gran parte conjeturadas, ¿cómo puede alguien decir que dos palabras egipcias antiguas suenan parecido?

Otra laguna lingüística involucra el nombre árabe para El Cairo: Al Qahira. Éste es también un nombre árabe para Marte.

Este hecho no sólo es usado para vincular a Giza y Cydonia, sino que lo que Hancock y Bauval realmente dicen es que esto es “inexplicable”. Pero lejos de ser inexplicable, la razón de que a El Cairo se le haya dado ese nombre es, de hecho, muy conocida: Al Qahira literalmente quiere decir “el Conquistador”.

La ciudad de El Cairo no existía antes de 969 d.C., cuando fue fundada por un general árabe que acababa de conquistar aquella parte de Egipto. La verdad es que Marte tiene algo que ver con ello, pero sólo porque en el tiempo en que la ciudad fue fundada dicho planeta estaba en una posición particularmente auspiciosa, astrológicamente hablando, sobre todo para una ciudad construida en honor a un conquistador. No hay ningún misterio en ello, pero Hoagland, Hancock y Bauval han fabricado uno.

Parece haber un misterio genuino acerca de Marte. Quizá realmente hay pirámides u otras estructuras artificiales allí. Sin embargo, las tentativas de vincular a Cydonia con el antiguo Egipto simplemente no funcionan y han sido inventadas.

¿Pero para qué propósito?

Quizás una pista está en el hecho de que Richard Hoagland estaba trabajando en SRI Internacional cuando él se interesó por primera vez en los enigmas marcianos en 1982. Él formó un grupo de investigación para estudiarlos posteriormente, que fue financiado por el SRI. El co-fundador de este grupo fue el doctor Lambert Dolphin, quien unos años antes había liderado los equipos del SRI en Giza.

Por si usted piensa que somos demasiado paranoides sobre la participación íntima del SRI con el Pentágono y la CIA, también debe tener en cuenta la reacción inicial de un científico social que asistió a la primera conferencia de Hoagland acerca del Rostro de Marte.

Lo que él dijo fue:

“Al principio pensé que esto era una especie de broma, o tal vez un experimento social complejo conducido por la CIA, para estudiar las reacciones psicológicas ante un hipotético descubrimiento de estas características.

Quiero decir, participación del SRI, “Rostros” en Marte… ¿qué pensaría usted?.. ¿Fue éste un elaborado experimento psicológico patrocinado por la comunidad de defensa?”

En efecto, el trabajo de Hoagland siempre recibió el estímulo activo de miembros de la comunidad de Inteligencia, y la mayor parte de los miembros claves de sus grupos de investigación (de Hoagland) tienen conexiones con agencias de Inteligencia o con el Pentágono.

Todo esto realmente, en cierto modo, está preparando el escenario para la “conspiración de la puerta estelar”, en el núcleo de la cual hay revelaciones sobre un grupo muy interesante de gente.

Hace casi cincuenta años, este grupo estadounidense creía que ellos habían establecido contacto con poderosos seres extraterrestres. No contacto físico sino comunicación psíquica o telepática

Durante un período de muchos años estas entidades hicieron muchas revelaciones sobre ellas mismas, incluso que ellas habían sido los dioses adorados en el Egipto antiguo.

Aclaremos esto. No estamos hablando de un pequeño grupo canalizador New Age.

Desde su mismo comienzo – hace medio siglo – alcanzó los más altos niveles de la sociedad estadounidense, incluso involucrando a un ex-Vicepresidente. Desde entonces su influencia ha crecido, y ahora tiene seguidores a través del mundo, incluso en Gran Bretaña. Y todavía susurra en el oído de la Presidencia.

Entonces ¿qué afirman estas entidades o inteligencias?

Ellos afirman que vienen de Sirio. Que ellos construyeron los “monumentos” de Marte (aunque, significativamente, estas afirmaciones sólo aparecieron después de las primeras imágenes de Cydonia publicadas por la NASA). Que ellos crearon la raza humana, y le enseñaron las artes de la civilización, y que nos han dirigido desde detrás del escenario a través de toda la Historia.

Y que ellos ahora están a punto de regresar para presidir una gran “limpieza”.

Ellos afirman haber sido responsables de la destrucción de la Atlántida, después de lo cual los sobrevivientes fundaron la civilización egipcia y construyeron la Gran Pirámide, alrededor del año 10.500 a.C.

Ellos afirman que la Esfinge fue construida en honor a ellos, y que hay cámaras escondidas a las que se puede acceder desde debajo de ella.

Algunos de aquellos que afirman estar en contacto con estos extraterrestres también afirman haber estado en contacto con el espíritu guía de Edgar Cayce, y que las declaraciones de Cayce provinieron esencialmente de la misma fuente. En su historia de cincuenta años, el “grupo de contacto” que se relaciona con estas entidades ha tenido algunos tratos muy interesantes.

Durante principios de los años ’70, estuvo íntimamente implicado con SRI Internacional, curiosamente en la misma época en que el SRI primero llegó a interesarse en Giza. En efecto, uno de los líderes de este grupo trabajó junto al equipo de Lambert Dolphin.

Los miembros claves de este grupo han estado detrás de la promoción del Rostro de Marte – y de su conexión con Egipto – desde el mismo comienzo. De hecho, el llamado Mensaje de Cydonia de Richard Hoagland viene directamente de estos “dioses espaciales”.

A través de toda su larga historia, muchos nombres eminentes han estado relacionados con este grupo, nombres de los campos de la política, la alta finanza, el entretenimiento, e incluso de la ciencia.

Entre aquellos que estuvieron presentes en el “primer contacto” con estos presuntos extraterrestres en 1952 estaba el filósofo e inventor Arthur M . Young, quien más tarde llegaría a convertirse en el mentor de Robert Temple, y quien directamente lo inspiró a escribir The Sirius Mystery.

Puesto así, parece muy emocionante.

¿Ha sido restablecido el contacto con los dioses del antiguo Egipto?

¿Están ellos, como prometen, a punto de volver?

Por supuesto, muchos pensarían que las afirmaciones de ellos han sido respaldadas por la investigación independiente:

La conexión entre sirio y el Egipto antiguo

La importancia del año 10.500 a.C.

La conexión entre Egipto y Marte

Pero hemos visto que toda esta “evidencia” no sólo es defectuosa sino altamente artificial.

Debe señalarse que estas supuestas entidades omniscientes no sólo cometen errores cuando tratan acerca de la Historia antigua, sino que a veces salen con errores completamente garrafales.

Ellos incluso dan el antiguo nombre egipcio para la Esfinge como “arq ur”, lo que, como hemos visto, proviene de una lectura incorrecta de un diccionario particular.

Pero la historia entera adquiere un matiz mucho más oscuro.

Hemos descubierto que las agencias militares y de Inteligencia, principalmente la CIA, estuvieron involucradas con este grupo desde el principio.

De hecho, el instituto de investigación donde las entidades primero hicieron su aparición era realmente un frente para la guerra psicológica y experimentos parapsicológicos perteneciente al Pentágono.

La persona que formó y condujo el “grupo de contacto”, y quien primero estableció contacto con las entidades, estaba – al mismo tiempo – trabajando tanto para el Pentágono como para la CIA en varias técnicas de manipulación psicológica. Esto incluía el uso de drogas alucinógenas, hipnosis e influencia electromagnética.

Él estaba trabajando específicamente en modos de inducir un contacto mental aparente con entidades no-humanas, y, lo que es mucho más inquietante, esto era parte del proyecto de la CIA de control de la mente llamado MK-ULTRA.

Hemos visto la participación de la CIA en la mayor parte de esta historia.

Pero,

¿Cuán lejos llega esto?

¿Crearon ellos este escenario desde el principio, como parte de un programa a largo plazo de manipulación psicológica y sociológica?

¿O podría ser realmente que algunas entidades no-humanas – pero no necesariamente quienes ellas afirman ser – están dirigiendo el espectáculo o son socias en su manejo del escenario?

De cualquier modo, esto debería alarmarnos muchísimo…

http://www.bibliotecapleyades.net/

 

Anuncios

~ por Moiks en noviembre 9, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Conspiraciones Ocultas

No todo lo que escuchas, es la verdad...

Mundo Misterioso

¡Comunidad de aficionados al misterio! Encuentra artículos sobre extraterrestres, conspiraciones y paranormal, entre otros temas.

Oldcivilizations's Blog

Antiguas civilizaciones y enigmas

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

indigoadulto

Meastra Reiki. No de Maestros.

CANAL DE MISTERIO

Programa de radio dedicado a la divulgación del misterio.

Blakalade

Rekortes Producciones

poimnb

A topnotch WordPress.com site

luispirela68

A great WordPress.com site

DESPIERTA CORDOBA / DESPIERTA YA TELEVISION

Noticias, Investigación e Información sobre Civilizaciones Antiguas, Ufologia, Mitos, Leyendas, Profecias, Conspiraciones, Fantasmas, Arqueoastronomía, Criptozoologia, Viajes en el Tiempo, Dimensiones Paralelas, Exociencia, Esoterismo, Permacultura, Ecologia, Terapias Alternativas, Nueva Era y Mucho Mas...

conspiracionesocultasblog

¡Cuando se investiga conspiraciones ocultas a veces uno se encuentra en encrucijadas de proporciones míticas (por ejemplo la Capilla Peligrosa) y se sale de ellas o paranoico o agnostico. No hay tercera vía. Yo me convertí en agnostico.

EL ROBOT PESCADOR

pescando noticias de aquí y de allá...

Ahora es el Tiempo

Noticias • Educativas • Documentales

benjaminfulfordcastellano

Información alternativa. Nadie va a venir a rescatarnos. Sólo nosotros podemos ponernos en pie, autogobernarnos y decidir como queremos vivir. .......................................................................................... "Toda Verdad pasa por 3 fases: primero, es ridiculizada. Segundo, se le oponen violentamente. Y tercero, es aceptada como auto-evidente." Arthur Schopenhauer ............................................................................................................. "El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales". Bertolt Brecht. ......................................................................................... Los nuevos informes de Ben Fulford se publicarán cada jueves, para respetar a los suscriptores del blog original, que constituyen el principal medio de vida del autor. El cartel al principio de cada informe lo pone la traductora, generalmente buscando algún tipo de documento que refuerce lo dicho en el informe.

LA HORA DE DESPERTAR

La Verdad os hará libres

tu angel humano informativo

La prensa que va mas alla de lo imaginable.

Exociencias.com

Exopolítica y ciencias censuradas

killuminatika

-Solo el cambio marca la diferencia-

A %d blogueros les gusta esto: